Las orelletes son un postre típico catalán del que se tiene constancia desde la Edad Media, al aparecer en el libro Llibre de totes maneres de potatges de menjar (también conocido como Sent Soví), un recetario de cocina medieval anónimo datado en 1324, así como en escritos del siglo XV, como por ejemplo L’Espill de Jaume Roig (Valencia, España, principios del siglo XV – Benimàmet, España, 1478).

Aunque hay registros que indican que también se hacen en las comarcas del Priorat o del Baix Penedés, las del Pla d’Urgell (típicas de las fiestas de invierno) o de les Garrigues (donde es tradición estirar la pasta sobre la rodilla cubierta por un trapo), son las que han mantenido la receta original más fidedigna, esto es, harina, azúcar, huevos, aceite de oliva, levadura, anís, moscatel y sal (sin leche, limón o manteca de cerdo).

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: medio
  • Dificultad: media
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: baja
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: alta

Ingredientes para unas 12 orelletes

  • 200 g de harina
  • 50 g azúcar
  • 1 huevo
  • 50 g de aceite de oliva
  • 10 g de levadura fresca
  • 15 ml de anís
  • 30 ml de moscatel
  • Sal

Elaboración

  1. Disponer la harina con forma de volcán y verter en el centro el azúcar, el huevo batido, el aceite de oliva, la levadura, el anís y el moscatel, y amasar con las manos hasta conseguir una masa homogénea.
  2. Dejar reposar la masa durante unos 45 minutos y dividirla en porciones de unos 25 g.
  3. Untar las bolas con un poco de aceite para que no se peguen y estirarlas con el rodillo hasta que queden unas obleas lo más finas posible.
  4. Freírlas en una sartén con abundante aceite y darles la vuelta para que se hagan por las dos caras.
  5. Reservarlas en un plato con papel secante y espolvorear azúcar por encima.