Lomo con gírgolas

Lomo con gírgolas

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: medio
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: alta
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 4 personas

  • 500 g de lomo de cerdo
  • 250 g de gírgolas
  • 2 botellas de 200 ml de nata liquida para cocinar
  • 50 g de mantequilla
  • Harina
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Salpimentar los trozos de lomo, pasarlos por harina y freírlos en abundante aceite. Retirar el lomo en un plato.
  2. Sacar los pies a las gírgolas y cocinarlas en una sartén grande con mantequilla hasta que estén bien hechas.
  3. Añadir la nata liquida y rectificar de sal. Dejarlo a fuego medio hasta que la nata se espese.
  4. Disponer los trozos de lomo en una fuente y napar con las gírgolas y la crema de leche por encima.
Gírgolas con mozzarella

Gírgolas con mozzarella

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: bajo
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: media
  • Aportación de fibra: media
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 4 personas

  • 400 g de gírgolas
  • 400 g de queso mozzarella fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Cebollino

Mise en place

  1. Lavar y secar bien las gírgolas.

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 200 grados.
  2. Disponer las gírgolas sobre una bandeja de horno, mojarlas con un chorrito de aceite, añadir una pizca de sal y pimienta, y hornear durante unos 10 minutos.
  3. Retirar del horno las gírgolas, añadir trozos de mozzarella desmenuzada, espolvorear un poco de cebollino y hornearlas durante 5 o 10 minutos más hasta que el queso quede gratinado.
Tempura de gírgolas

Tempura de gírgolas

Ingredientes para 4 personas

  • 500 gr de gírgolas
  • 200 gr de harina de tempura
  • 250 ml de agua, soda o agua con gas
  • Sal
  • Pimienta

Prepración

  1. Lavar bien las setas, secarlas con papel absorbente y sapimentar.
  2. Mezclar el agua bien fría y la harina con unas varillas hasta conseguir una crema líquida.
  3. Añadir las gírgolas enteras dejándolas cubrir y echarlas a la freidora con el aceite bien caliente.