Buñuelos de appenzeller

Buñuelos de appenzeller

Ingredientes

  • 200 g de appenzeller rallado
  • 125 ml de leche
  • 125 g de harina
  • 4 huevos
  • 60 g de mantequilla
  • Sal

Preparación

  1. Precalentar el horno a 180 grados.
  2. En un cazo, calentar la mantequilla y la leche y llevar a ebullición.
  3. Añadir la harina y la sal mientras la leche está hirviendo y remover bien hasta conseguir una masa homogénea.
  4. Incorporar el queso rallado y remover hasta ligar.
  5. Verter los huevos uno a uno mezclando bien hasta que la masa los absorba.
  6. Traspasar la masa a una fuente y dejar enfriar.
  7. Formar pequeñas bolas con dos cucharillas y colocarlas sobre una bandeja de horno.
  8. Hornear los buñuelos durante unos 15 o 20 minutos.
Roquefort

Roquefort

La historia de este gran queso azul francés se remonta más allá de la Alta Edad Media. Ya conocido por los romanos en el siglo I d.C., ha sido alabado por emperadores, reyes y poetas. En 1411, un fuero real de Carlos VI otorgaba a los habitantes de Roquefort el monopolio de la maduración del queso en las cuevas de Combalou. Dicho fuero sigue en vigor.Prohibido en países como Australia y Nueva Zelanda, hasta hace algunos meses, el Roquefort es uno de los clásicos quesos untables de mesas y aviones. Sin embargo, no es por su olor que muchos países han declarado la guerra a este lácteo verdoso. El proceso de elaboración, que se lleva a cabo en la homónima ciudad al sur de Francia, no incluye la pasteurización del producto, por lo tanto hay un alto riesgo de contraer Listeriosis al consumirlo, una enfermedad que puede provocar la muerte en algunas personas y hasta la pérdida de bebés en mujeres embarazados.En el momento de adquirirlo, evitaremos el queso que se desmenuce por los bordes o sin un buen entramado de vetas verdeazuladas. Los mejores quesos gozan de la clasificación "Surchoix". Se conserva bastante bien en la nevera, envuelto con aluminio en el cajón de las verduras.

Elaboración

Se elabora con leche cruda de oveja y ha alcanzado tal popularidad que la leche que producen los rebaños locales resulta insuficiente para cubrir la demanda. Córcega ha acudido al rescate y envía centenares de quesos al continente para que maduren en las importantes cuevas de Combalou.Producido en tambores de 2,5 kg. el Roquefort casi no posee corteza y se distribuye envuelto en aluminio. La pasta es de color muy blanco, con un entramado de vetas azul verdoso. Su textura es firme y lisa y puede untarse con cierta facilidad. Su aroma es lechoso, a nueces y pasas. Su sabor es salado, complejo, con un regusto ácido. Los quesos para el mercado francés suelen ser menos salados que los destinados a exportación.

Degustación

Puede servirse con apio o uvas, o en una tabla o bufé de quesos. Excelente con pan de baguette y peras o con panecillos integrales y berros. El Roquefort es un queso ideal para incorporarlo a cualquier receta a base de queso azul. Su delicado sabor no ahoga el del resto de ingredientes. Es excelente en salsas de queso azul para ensaladas, rellenos para tartaletas y canapés, salsas para carne, etc.

Ficha técnica

  • País de origen: Francia
  • Región: Rouergue (Mediodía-Pirineos)
  • Leche: Oveja
  • Tipo: Pasta semi-dura, azul
  • Materia Grasa: 45%
  • Maduración: Entre 3 y 6 meses
  • Aspereza: Fuerte
  • Denominación de Origen: desde 1979 y 1996 UE
  • Maridaje: Châteauneuf-du-Pape, Sauternes o Tawny Port
<em>Soufflé</em> de queso de cabra

Soufflé de queso de cabra

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: medio
  • Dificultad: media
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: alta
  • Aportación de proteínas: alta
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 4 personas

  • 300 g de queso de cabra
  • 600 ml de nata líquida
  • 4 Huevos
  • 50 g de harina
  • 50 g de mantequilla
  • Sal

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 200 grados.
  2. En un cazo grande, fundir la mantequilla y mezclarla con la harina. Dejar que se tueste un poco y añadir el queso de cabra troceado, las yemas de huevo y la nata.
  3. Con un batidor de varillas eléctrico, mezclar hasta que esté totalmente homogéneo.
  4. En un bowl grande, verter las claras y montarlas a punto de nieve.
  5. Incorporar poco a poco y con movimientos suaves y envolventes, las claras a la mezcla de queso.
  6. En unos moldes para soufflé engrasados con mantequilla, verter la masa hasta el borde.
  7. Hornear durante 20 o 25 minutos hasta que estén dorados y hayan subido.
Munster

Munster

Las onduladas colinas alsacianas no sólo producen excelentes vinos sino también este áspero queso. Su centro de producción es la bonita ciudad de Munster, situada entre pastos y viñedos. Para merecer la DOP, el queso Munster debe proceder de esta zona.El Munster se distribuye en piezas redondas y planas envasadas en cajas de madera. Los quesos más pequeños se venden sin caja, aunque no muestran la misma textura ni el mismo sabor.El queso joven posee una corteza delgada pero firme, de color rojo rosado, y una pasta blanca. Con la maduración, la corteza adquiere un color rojizo oscuro y su interior se vuelve de color paja oscura. La pasta es blanda y suave y tiene pequeños agujeros. Con la maduración, adquiere una textura casi cremosa.La corteza huele intensamente a granja y a limón ácido, aroma que pasa a la pasta, de sabor también fuerte y rotundamente carnoso.Puede servirse al final de la comida, acompañado de fruta y vino de Alsacia. Serviremos también un cuenco con comino, carvi o semillas de hinojo para que cada comensal aderece el queso a su gusto. En Alsacia, no se sirve nunca sin alguna de estas especias.Evitaremos los quesos demasiado maduros. Resulta fácil distinguirlos porque poseen un aroma a establo muy intenso, incluso desagradable; la corteza tiene un color apagado, está agrietada y es viscosa; la pasta está reblandecida.Este queso tiene la DOP Europea.El olor de este queso, producido en la Alsacia francesa, ha sido comparado por algunos críticos despiadados con el mal olor en los pies. Tres meses de maduración logran que este trozo lácteo pueda afectar seriamente tu sentido del olfato, aunque al paladar es uno de esos bocados imperdibles de la gastronomía internacional.

Ficha técnica

  • País de origen: Francia
  • Región: Alsacia
  • Leche: Vaca
  • Tipo: Pasta blanda, corteza lavada
  • Materia Grasa: Entre 45% y 50%
  • Maduración: 1 mes
  • Aspereza: Fuerte
  • Denominación de Origen: desde 1978 y 1996 UE
  • Maridaje: Gewürztraminer alsaciano