Pudding de Yorkshire

Pudding de Yorkshire

El pudding de Yorkshire es una receta británica que data de tiempos inmemoriales y de la que se tiene constancia escrita, por primera vez, en la obra titulada The Whole Duty of a Woman, del escritor William Kenrick (Watford, Reino Unido, 1725 - 1779).Se trata de una oblea de masa horneada, con forma de cuenco, elaborada con una masa líquida hecha con harina, huevos, agua o leche, horneada en un molde bajo y que da como resultado una especie de tarta con bordes altos (de unos 10 cm como mínimo, según los cánones de la Royal Society of Chemistry, para poder ser aceptado como pudding de Yorkshire), destinados a recoger los jugos de la carne que se asa en la parte superior del horno.Tradicionalmente el pudding de Yorkshire se servía en primer lugar, como una torta empapada en el caldo de la carne que se consumía posteriormente, algo que se cree deriva del hecho de ser un plato sencillo y económico que llenaba a los comensales antes de que se les sirviera el plato principal, compuesto de ingredientes más costosos. Hoy en día todavía se sirve como entrante en el condado de Yorkshire, aunque en el resto del país se ha convertido en una de las guarniciones más típicas de los platos de carne de las comidas dominicales británicas.

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: bajo
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: media
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 8 personas

  • 120 g de harina
  • 250 ml de leche
  • 5 huevos
  • 100 g de sebo vacuno (o 100 g de mantequilla)
  • Aceite
  • Sal

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 220 grados.
  2. Colocar una cucharada de sebo (o una nuez de mantequilla) en cada uno de los moldes individuales e introducirlos en el horno para que se derrita y coja calor.
  3. En un vaso mezclador, batir la leche, la harina y los huevos hasta obtener una masa líquida bien fina. Añadir una pizca de sal.
  4. Sacar los moldes del horno con la grasa ya desecha y rellenarlos con la masa líquida.
  5. Hornear durante 15 o 20 minutos y reservar.

Observaciones

  • Es recomendable preparar la masa de los puddings el día antes y dejarla en la nevara para que esté bien fría a la hora de introducirla en los moldes, previamente precalentados con mantequilla.
  • En su defecto también es válido preparar la masa con la leche y los huevos recién sacados de la nevera.