Quiche de espárragos, jamón ibérico y mozzarella

Quiche de espárragos, jamón ibérico y mozzarella

Las quiche son un tipo de tarta salada derivadas de la cocina francesa que se elaboran principalmente con una preparación de huevos batidos y crema de leche (denominada migaine), mezclada con verduras cortadas y/o productos cárnicos (como por ejemplo jamón o bacon), con la que se rellena un molde de masa quebrada y que se cocinan al horno hasta que la salsa de huevo cuaje.La palabra quiche proviene del vocablo Küchen en el dialecto lorenés, hablado en la región de Lorena, en el noreste de Francia y lindante con Alemania. Este término deriva a su vez del alemán Kuchen (pastel) y, al suavizar los dialectos de franconia central la "ü" (/y/) y desplazar la fricativa "ch" (/ç/) hacia la "sh", el resultado final fue la palabra "kishe", que en el idioma estándard francés se escribe como "quiche."La receta original de la quiche lorraine consiste en una tarta salada abierta elaborada con masa brisa (masa quebrada) a la que se vierte una salsa batida de lácteos diversos (leche o crème fraîche) y huevo (migaine). Dicha mezcla suele aromatizarse con pimienta negra y nuez moscada molidas.La palabra aparece por primera vez en Nancy, capital de Lorena, en 1605, y hacia referencia a una tarta cuyo relleno estaba compuesto solamente de huevos y crema de leche o nata fresca (incorporando en algunas ocasiones queso Gruyère rallado). Posteriormente, en el siglo XIX, se le añadieron las pequeñas tiras o tacos de panceta magra, fresca o ahumada, que caracterizan la quiche lorraine de hoy en día.

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: medio
  • Dificultad: medio
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: alta
  • Aportación de proteínas: alta
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: media

Ingredientes para 12 personas

  • 1 paquete de pasta brisa
  • 3 puerros
  • 4 cebollas dulces
  • 2 paquetes de espárragos verdes
  • 2 cebollas dulces grandes
  • 30 g de mantequilla
  • 1 vasito de cognac
  • 6 huevos
  • 150 g jamón ibérico
  • 150 g de queso mozzarella rallado
  • 2 botellas nata líquida de 200 ml
  • Sal
  • Pmienta

Preparación

  1. Introducir en el vaso de la Thermomix la cebolla cortada en cuartos. Trocear 5 segundos a velocidad 4. Bajar los trozos de la parte superior del vaso con la espátula.
  2. Añadir la mantequilla en trozos pequeños, una pizca de sal y rehogar 14 minutos a temperatura 100o y a velocidad cuchara.
  3. Añadir el brandy y programar 30 minutos más a temperatura 100o velocidad cuchara.
  4. Precalentar el horno a 200o.
  5. Cortar el jamón en trozos bien finos.
  6. Trocear los espárragos y saltearlos en una sartén. Reservar las puntas.
  7. Con la ayuda de un rodillo, extender la masa y colocarla sobre el recipiente para horno previamente engrasado. Pinchamos la masa de la base con un tenedor.
  8. En un bol, batir los huevos. Añadir la nata líquida y remover hasta que esté todo bien mezclado.
  9. Cubrir con la cebolla y los puerros previamente pochados toda la base.
  10. Verter un cucharon de la mezcla de los huevos y la nata.
  11. Cubrir con una capa de mozzarella, jamón y espárragos.
  12. Verter otro cucharon de la mezcla de los huevos y la nata.
  13. Cubrir con una capa de mozzarella, jamón y espárragos.
  14. Verter otro cucharon de la mezcla de los huevos y la nata.
  15. Cubrir con una capa de mozzarella.
  16. Colocar las puntas de los espárragos verticalmente.
  17. Introducir la quiche en el horno y dejar que se cocine durante unos 20 minutos.
  18. Configurar el modo grill y la gratinarla unos minutos. Servir inmediatamente.
Tarta de queso Philadelphia al horno

Tarta de queso Philadelphia al horno

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: baja
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: media
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 8 personas

  • 3 huevos
  • 250 g de queso fresco Philadelphia
  • 1 yogur natural
  • 1 vasito de yogur de leche (o 125 ml)
  • 1 vasito de yogur de nata líquida (o 125 ml)
  • 1 vasito de yogur de harina de trigo (o 100 g)
  • 1 vasito del yogur de azúcar (o 125 g)

Mise en place

  1. Engrasar y enharinar un molde para horno de unos 22 cm de diámetro.

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 180 grados.
  2. Verter todos los ingredientes en un bol y mezclar con la batidora hasta que no queden grumos.
  3. Hornear durante unos 50 minutos.
Lomo con naranja y mostaza antigua

Lomo con naranja y mostaza antigua

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: medio
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: baja
  • Aportación de proteínas: alta
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 4 personas

  • 500 g de lomo de cerdo
  • 1 cebolla blanca
  • 6 naranjas
  • 50 ml de salsa de soja
  • 1 cucharada colmada de mostaza antigua
  • 1 cucharada colmada de azúcar
  • Harina
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Mise en place

  1. Pelar la cebolla y cortarla en brunoise.
  2. Exprimir las naranjas.

Elaboración

  1. En una sartén mediana, salpimentar los trozos de lomo, pasarlos por harina y freírlos en abundante aceite. Retirarlos en un plato cuando estén marcados.
  2. En una cazuela grande, pochar la cebolla con un poco de aceite.
  3. Añadir el zumo de naranja, la salsa de soja, la mostaza y el azúcar y remover para que todo se mezcla bien.
  4. Incorporar los trozos de lomo, verter la marinada de zumo de naranja y cocinar durante 10 minutos para que reduzca la salsa y se glasee la carne.
Orelletes

Orelletes

Las orelletes son un postre típico catalán del que se tiene constancia desde la Edad Media, al aparecer en el libro Llibre de totes maneres de potatges de menjar (también conocido como Sent Soví), un recetario de cocina medieval anónimo datado en 1324, así como en escritos del siglo XV, como por ejemplo L'Espill de Jaume Roig (Valencia, España, principios del siglo XV - Benimàmet, España, 1478).Aunque hay registros que indican que también se hacen en las comarcas del Priorat o del Baix Penedés, las del Pla d'Urgell (típicas de las fiestas de invierno) o de les Garrigues (donde es tradición estirar la pasta sobre la rodilla cubierta por un trapo), son las que han mantenido la receta original más fidedigna, esto es, harina, azúcar, huevos, aceite de oliva, levadura, anís, moscatel y sal (sin leche, limón o manteca de cerdo).

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: medio
  • Dificultad: media
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: baja
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: alta

Ingredientes para unas 12 orelletes

  • 200 g de harina
  • 50 g azúcar
  • 1 huevo
  • 50 g de aceite de oliva
  • 10 g de levadura fresca
  • 15 ml de anís
  • 30 ml de moscatel
  • Sal

Elaboración

  1. Disponer la harina con forma de volcán y verter en el centro el azúcar, el huevo batido, el aceite de oliva, la levadura, el anís y el moscatel, y amasar con las manos hasta conseguir una masa homogénea.
  2. Dejar reposar la masa durante unos 45 minutos y dividirla en porciones de unos 25 g.
  3. Untar las bolas con un poco de aceite para que no se peguen y estirarlas con el rodillo hasta que queden unas obleas lo más finas posible.
  4. Freírlas en una sartén con abundante aceite y darles la vuelta para que se hagan por las dos caras.
  5. Reservarlas en un plato con papel secante y espolvorear azúcar por encima.
Huevos rellenos de langostinos

Huevos rellenos de langostinos

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: medio
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: baja
  • Aportación de proteínas: alta
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 4 personas

  • 10 huevos
  • 500 g de langostinos congelados
  • Aceite de oliva
  • 1 limón
  • Sal

Preparación de la mayonesa

  1. Cascar 2 huevos y verterlos en un vaso mezclador.
  2. Añadir el aceite, el zumo de medio limón y una pizca de sal.
  3. Pasar todo por la batidora de mano hasta que se ligue y dejar enfriar en la nevera.

Preparación

  1. En una cacerola grande, hervir los 8 huevos restantes introduciéndolos en agua fría y dejarlos 10 minutos a partir que empiece la ebullición. Posteriormente retirarlos y dejar que se enfríen a temperatura ambiente.
  2. Cortar los huevos por la mitad y reservar las yemas.
  3. En una cacerola grande, verter agua con sal y llevarla a ebullición. Introducir los langostinos y dejarlos cocer durante 10 minutos.
  4. Con los langostinos ya enfriados, quitarles el intestino, trocearlos e introducirlos en un bol grande.
  5. Chafar la mitad de las yemas y mezclarlas con los langostinos. Añadir mayonesa poco a poco y mezclar hasta conseguir una masa homogénea.
  6. Rellenar los huevos con la mezcla de langostinos, yemas y mayonesa cubriendo también parte de la clara más exterior.
  7. Cubrir el relleno con un poco de mayonesa.
  8. Rallar la otra mitad de las yemas sobre los huevos como decoración.
Mules et frites

Mules et frites

Los Mules et frites (mejillones con patatas fritas), es uno de los platos más célebres de Bélgica (por no decir su plato nacional), del que se consumen toneladas al año. No en vano, tal como indicó el Banco Nacional de Bélgica en su informe de 2012, ese año el país importó de la vecina Holanda casi 26.000 toneladas por valor de 87 millones de euros.Según la formula del histórico y mítico restaurante Chez Léon, fundado en el año 1893 por Léon Vanlancker (1869 - 1925) en los alrededores de la Grand Place de Bruselas, los mejillones, la primera de las dos partes de este plato, deben ser de la costa de Zelanda (Países Bajos) porque son más grandes que los franceses y no tan salados como los mediterráneos (debido a la influencia del agua dulce del río Escalda), y estar cocidos solamente con un par de cebollas y un poco de apio (ni vino, ni ceveza ni crema de leche).Por otra parte, en lo que respecta a la otra mitad del plato, las patatas fritas, deben cortarse en batonnet y freírse en dos tiempos, primero a 150 grados durante 5 o 6 minutos sin que lleguen a dorarse y, después de escurrirlas bien y dejarlas enfriar durante media hora como mínimo, volver a introducirlas de nuevo en aceite bien caliente, esta vez a 190 grados, durante 2 minutos para conseguir de esta manera una textura crujiente por fuera y tierna por dentro.

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: bajo
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: baja
  • Aportación de proteínas: alta
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: media

Ingredientes para 4 personas

  • 2 kg de mejillones
  • 4 o 5 patatas medianas
  • 2 tallos de apio
  • 2 cebollas mediana
  • 100 g de mantequilla
  • 150 ml de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Mise en place

  1. Limpiar y quitar las fibras del apio y cortarlo en juliana.
  2. Pelar y cortar las cebolla en brunoise.
  3. Limpiar y cepillar a conciencia los mejillones y quitarles las barbas que salen de las conchas.
  4. Lavar y cortar las patatas en batonnet.

Elaboración

  1. Freír las patatas a 150 grados durante 5 o 6 minutos. Retirarlas de la freidora y dejarlas sobre un papel absorbente durante media hora para que se enfríen.
  2. En una cacerola grande, verter un chorrito de aceite e incorporar la mantequilla troceada. Esperar que se derrita y añadir la cebolla y el apio. Rehogar unos 3 minutos hasta que las verduras cojan color.
  3. Añadir el agua y llevar a ebullición. Incorporar los mejillones y dejar cocinar durante 7 minutos con la cacerola tapada, remover de vez en cuanto.
  4. Salpimentar al gusto.
  5. Volver a freír las patatas, esta vez a 190 grados durante 2 minutos y reservar.

Presentación

  1. Llevar a la mesa en la misma cacerola para que cada comensal se sirva lo que quiera.
  2. Acompañar de las patatas fritas, a la manera belga, con mostaza, mayonesa, curry, etc.

Observaciones

  • Aunque se aparte de la ortodoxia, se puede incorporar una hoja de laurel, una chorrito de nata líquida y 250 ml de vino blanco a la cocción como opción.
Pudding de Yorkshire

Pudding de Yorkshire

El pudding de Yorkshire es una receta británica que data de tiempos inmemoriales y de la que se tiene constancia escrita, por primera vez, en la obra titulada The Whole Duty of a Woman, del escritor William Kenrick (Watford, Reino Unido, 1725 - 1779).Se trata de una oblea de masa horneada, con forma de cuenco, elaborada con una masa líquida hecha con harina, huevos, agua o leche, horneada en un molde bajo y que da como resultado una especie de tarta con bordes altos (de unos 10 cm como mínimo, según los cánones de la Royal Society of Chemistry, para poder ser aceptado como pudding de Yorkshire), destinados a recoger los jugos de la carne que se asa en la parte superior del horno.Tradicionalmente el pudding de Yorkshire se servía en primer lugar, como una torta empapada en el caldo de la carne que se consumía posteriormente, algo que se cree deriva del hecho de ser un plato sencillo y económico que llenaba a los comensales antes de que se les sirviera el plato principal, compuesto de ingredientes más costosos. Hoy en día todavía se sirve como entrante en el condado de Yorkshire, aunque en el resto del país se ha convertido en una de las guarniciones más típicas de los platos de carne de las comidas dominicales británicas.

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: bajo
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: media
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 8 personas

  • 120 g de harina
  • 250 ml de leche
  • 5 huevos
  • 100 g de sebo vacuno (o 100 g de mantequilla)
  • Aceite
  • Sal

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 220 grados.
  2. Colocar una cucharada de sebo (o una nuez de mantequilla) en cada uno de los moldes individuales e introducirlos en el horno para que se derrita y coja calor.
  3. En un vaso mezclador, batir la leche, la harina y los huevos hasta obtener una masa líquida bien fina. Añadir una pizca de sal.
  4. Sacar los moldes del horno con la grasa ya desecha y rellenarlos con la masa líquida.
  5. Hornear durante 15 o 20 minutos y reservar.

Observaciones

  • Es recomendable preparar la masa de los puddings el día antes y dejarla en la nevara para que esté bien fría a la hora de introducirla en los moldes, previamente precalentados con mantequilla.
  • En su defecto también es válido preparar la masa con la leche y los huevos recién sacados de la nevera.
Trinxat de la Cerdanya con butifarra negra

Trinxat de la Cerdanya con butifarra negra

Esta receta de Trinxat de la Cerdanya con butifarra negra está basada en uno de los platos más tradicionales de la cocina del norte de Catalunya, concretamente de la comarca pirenaica de la Cerdanya, esto es, el Trinxat de col al que se le ha añadido la butifarra negra esparracada para darle un punto más fuerte de sabor.La historia de este plato se remonta al Siglo XV, por lo que es de larga tradición, quizá porque sus ingredientes son muy sencillos de obtener: patatas, puerros, tocino (o panceta), y col, una col que según marcan los cánones debe haber sido tocada por el frío de invierno, radicando en este punto el secreto de este plato.Para finalizar, añadir que en Puigcerdà, capital de dicha comarca, se celebra el último fin de semana de febrero la Festa del Trinxat (la edición de 2014 se celebrará el 22 de febrero), a la que suelen acercarse más de un millar de comensales para degustar este y otros platos típicos de la comarca en un ambiente de fiesta muy popular.

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: alto
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: alta
  • Aportación de proteínas: media
  • Aportación de fibra: alta
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 4 personas

  • 1 col de invierno
  • 1 puerro
  • 4 patatas medianas
  • 200 gramos de panceta
  • 200 g de butifarra negra
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Mise en place

  1. Limpiar y cortar el puerro en brunoise.
  2. Pelar y cortar las patatas en panadera.
  3. Pelar y cortar los ajos.
  4. Cortar la panceta y la butifarra negra en tacos.
  5. Limpiar y cortar la col en chiffonade.

Preparación

  1. En una olla grande, sofreír el puerro hasta que esté dorado.
  2. Añadir la patata y la col. Remover un poco y añadir agua hasta cubrir. Rectificar de sal y dejar hervir durante unos 30 minutos y escurrir.
  3. En una satén grande, dorar los ajos con un buen chorro de aceite a fuego lento.
  4. Añadir la panceta troceada y cuando haya cogido color, verter la mezcla de patatas, puerro y col. Remover para evitar que se pegue a la sartén y para conseguir una masa homogénea.
  5. Salpimentar al gusto.

Presentación

  1. Servir en un plato con la ayuda de un molde redondo sin fondo y decorarlo con una tira de bacon frito, dos hojas de cebollino fresco y un par de tostadas por persona como acompañamiento.
All-i-oli (con Thermomix)

All-i-oli (con Thermomix)

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: bajo
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: baja
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 4 personas

  • 2 dientes de ajo pequeños
  • 1 huevo
  • 200 ml de aceite de oliva
  • Una pizca de sal

Mise en place

  1. Pelar los ajos.

Elaboración

  1. Introducir los dientes de ajo en el vaso junto con la sal y un chorrito de aceite.
  2. Remover a velocidad 8 durante 5 segundos. Abrir la tapa del vaso y bajar los restos de ajo picado de las paredes con una espátula. Volver a poner la tapa y remover a velocidad 6 durante 1 minuto.
  3. Añadir el huevo y remover a velocidad 6 durante 5 segundos.
  4. Colocar la mariposa dentro del vaso.
  5. Llenar el cubilete de agua y ponerlo en su posición sobre la tapa.
  6. Programar 3 minutos a velocidad 3.
  7. Verter el aceite poco a poco sobre la tapa para que vaya deslizándose por el agujero del cubilete.
Gírgolas con mozzarella

Gírgolas con mozzarella

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: bajo
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: media
  • Aportación de fibra: media
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 4 personas

  • 400 g de gírgolas
  • 400 g de queso mozzarella fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Cebollino

Mise en place

  1. Lavar y secar bien las gírgolas.

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 200 grados.
  2. Disponer las gírgolas sobre una bandeja de horno, mojarlas con un chorrito de aceite, añadir una pizca de sal y pimienta, y hornear durante unos 10 minutos.
  3. Retirar del horno las gírgolas, añadir trozos de mozzarella desmenuzada, espolvorear un poco de cebollino y hornearlas durante 5 o 10 minutos más hasta que el queso quede gratinado.