Huevos rellenos de langostinos

Huevos rellenos de langostinos

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: medio
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: baja
  • Aportación de proteínas: alta
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 4 personas

  • 10 huevos
  • 500 g de langostinos congelados
  • Aceite de oliva
  • 1 limón
  • Sal

Preparación de la mayonesa

  1. Cascar 2 huevos y verterlos en un vaso mezclador.
  2. Añadir el aceite, el zumo de medio limón y una pizca de sal.
  3. Pasar todo por la batidora de mano hasta que se ligue y dejar enfriar en la nevera.

Preparación

  1. En una cacerola grande, hervir los 8 huevos restantes introduciéndolos en agua fría y dejarlos 10 minutos a partir que empiece la ebullición. Posteriormente retirarlos y dejar que se enfríen a temperatura ambiente.
  2. Cortar los huevos por la mitad y reservar las yemas.
  3. En una cacerola grande, verter agua con sal y llevarla a ebullición. Introducir los langostinos y dejarlos cocer durante 10 minutos.
  4. Con los langostinos ya enfriados, quitarles el intestino, trocearlos e introducirlos en un bol grande.
  5. Chafar la mitad de las yemas y mezclarlas con los langostinos. Añadir mayonesa poco a poco y mezclar hasta conseguir una masa homogénea.
  6. Rellenar los huevos con la mezcla de langostinos, yemas y mayonesa cubriendo también parte de la clara más exterior.
  7. Cubrir el relleno con un poco de mayonesa.
  8. Rallar la otra mitad de las yemas sobre los huevos como decoración.
Mules et frites

Mules et frites

Los Mules et frites (mejillones con patatas fritas), es uno de los platos más célebres de Bélgica (por no decir su plato nacional), del que se consumen toneladas al año. No en vano, tal como indicó el Banco Nacional de Bélgica en su informe de 2012, ese año el país importó de la vecina Holanda casi 26.000 toneladas por valor de 87 millones de euros.Según la formula del histórico y mítico restaurante Chez Léon, fundado en el año 1893 por Léon Vanlancker (1869 - 1925) en los alrededores de la Grand Place de Bruselas, los mejillones, la primera de las dos partes de este plato, deben ser de la costa de Zelanda (Países Bajos) porque son más grandes que los franceses y no tan salados como los mediterráneos (debido a la influencia del agua dulce del río Escalda), y estar cocidos solamente con un par de cebollas y un poco de apio (ni vino, ni ceveza ni crema de leche).Por otra parte, en lo que respecta a la otra mitad del plato, las patatas fritas, deben cortarse en batonnet y freírse en dos tiempos, primero a 150 grados durante 5 o 6 minutos sin que lleguen a dorarse y, después de escurrirlas bien y dejarlas enfriar durante media hora como mínimo, volver a introducirlas de nuevo en aceite bien caliente, esta vez a 190 grados, durante 2 minutos para conseguir de esta manera una textura crujiente por fuera y tierna por dentro.

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: bajo
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: baja
  • Aportación de proteínas: alta
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: media

Ingredientes para 4 personas

  • 2 kg de mejillones
  • 4 o 5 patatas medianas
  • 2 tallos de apio
  • 2 cebollas mediana
  • 100 g de mantequilla
  • 150 ml de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Mise en place

  1. Limpiar y quitar las fibras del apio y cortarlo en juliana.
  2. Pelar y cortar las cebolla en brunoise.
  3. Limpiar y cepillar a conciencia los mejillones y quitarles las barbas que salen de las conchas.
  4. Lavar y cortar las patatas en batonnet.

Elaboración

  1. Freír las patatas a 150 grados durante 5 o 6 minutos. Retirarlas de la freidora y dejarlas sobre un papel absorbente durante media hora para que se enfríen.
  2. En una cacerola grande, verter un chorrito de aceite e incorporar la mantequilla troceada. Esperar que se derrita y añadir la cebolla y el apio. Rehogar unos 3 minutos hasta que las verduras cojan color.
  3. Añadir el agua y llevar a ebullición. Incorporar los mejillones y dejar cocinar durante 7 minutos con la cacerola tapada, remover de vez en cuanto.
  4. Salpimentar al gusto.
  5. Volver a freír las patatas, esta vez a 190 grados durante 2 minutos y reservar.

Presentación

  1. Llevar a la mesa en la misma cacerola para que cada comensal se sirva lo que quiera.
  2. Acompañar de las patatas fritas, a la manera belga, con mostaza, mayonesa, curry, etc.

Observaciones

  • Aunque se aparte de la ortodoxia, se puede incorporar una hoja de laurel, una chorrito de nata líquida y 250 ml de vino blanco a la cocción como opción.
Vieiras con butifarra negra

Vieiras con butifarra negra

Original, sencillo y rápido pincho de vieiras con butifarra negra que se acompaña de una base de compota de manzana a modo de cama.

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: bajo
  • Dificultad: baja
  • Precio: medio

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: media
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 8 pinchos

  • 8 vieiras grandes
  • 150 g de butifarra negra
  • 2 manzanas
  • 50g de azúcar
  • 50 g de mantequilla
  • Aceite
  • Sal Maldon
  • Cebollino

Mise en place

  1. Pelar y cortar las manzanas en dadolata.
  2. Cortar la butifarra negra en rodajas de 1 cm de grosor.
  3. Limpiar las vieiras.

Elaboración

  1. En una cacerola grande, verter 1 vaso de agua, las manzanas, el azúcar y la mantequilla, y cocinar durante unos 15 o 20 minutos removiendo de vez en cuando. Retirar y tapar con papel film.
  2. En dos sartenes diferentes, rehogar la butifarra negra y las vieiras con un poco de aceite hasta que estén doradas y reservar.

Presentación

  1. Colocar un poco de compota de manzana en el fondo del plato a modo de cama.
  2. Disponer las rodajas de butifarra negra sobre la compota.
  3. Cubrir cada rodaja de butifarra negra con una vieira.
  4. Decorar con un par de escamas de sal.
  5. Espolvorear una pizca de cebollino por encima.
Pudding de Yorkshire

Pudding de Yorkshire

El pudding de Yorkshire es una receta británica que data de tiempos inmemoriales y de la que se tiene constancia escrita, por primera vez, en la obra titulada The Whole Duty of a Woman, del escritor William Kenrick (Watford, Reino Unido, 1725 - 1779).Se trata de una oblea de masa horneada, con forma de cuenco, elaborada con una masa líquida hecha con harina, huevos, agua o leche, horneada en un molde bajo y que da como resultado una especie de tarta con bordes altos (de unos 10 cm como mínimo, según los cánones de la Royal Society of Chemistry, para poder ser aceptado como pudding de Yorkshire), destinados a recoger los jugos de la carne que se asa en la parte superior del horno.Tradicionalmente el pudding de Yorkshire se servía en primer lugar, como una torta empapada en el caldo de la carne que se consumía posteriormente, algo que se cree deriva del hecho de ser un plato sencillo y económico que llenaba a los comensales antes de que se les sirviera el plato principal, compuesto de ingredientes más costosos. Hoy en día todavía se sirve como entrante en el condado de Yorkshire, aunque en el resto del país se ha convertido en una de las guarniciones más típicas de los platos de carne de las comidas dominicales británicas.

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: bajo
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: media
  • Aportación de proteínas: media
  • Aportación de fibra: baja
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 8 personas

  • 120 g de harina
  • 250 ml de leche
  • 5 huevos
  • 100 g de sebo vacuno (o 100 g de mantequilla)
  • Aceite
  • Sal

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 220 grados.
  2. Colocar una cucharada de sebo (o una nuez de mantequilla) en cada uno de los moldes individuales e introducirlos en el horno para que se derrita y coja calor.
  3. En un vaso mezclador, batir la leche, la harina y los huevos hasta obtener una masa líquida bien fina. Añadir una pizca de sal.
  4. Sacar los moldes del horno con la grasa ya desecha y rellenarlos con la masa líquida.
  5. Hornear durante 15 o 20 minutos y reservar.

Observaciones

  • Es recomendable preparar la masa de los puddings el día antes y dejarla en la nevara para que esté bien fría a la hora de introducirla en los moldes, previamente precalentados con mantequilla.
  • En su defecto también es válido preparar la masa con la leche y los huevos recién sacados de la nevera.
Trinxat de la Cerdanya con butifarra negra

Trinxat de la Cerdanya con butifarra negra

Esta receta de Trinxat de la Cerdanya con butifarra negra está basada en uno de los platos más tradicionales de la cocina del norte de Catalunya, concretamente de la comarca pirenaica de la Cerdanya, esto es, el Trinxat de col al que se le ha añadido la butifarra negra esparracada para darle un punto más fuerte de sabor.La historia de este plato se remonta al Siglo XV, por lo que es de larga tradición, quizá porque sus ingredientes son muy sencillos de obtener: patatas, puerros, tocino (o panceta), y col, una col que según marcan los cánones debe haber sido tocada por el frío de invierno, radicando en este punto el secreto de este plato.Para finalizar, añadir que en Puigcerdà, capital de dicha comarca, se celebra el último fin de semana de febrero la Festa del Trinxat (la edición de 2014 se celebrará el 22 de febrero), a la que suelen acercarse más de un millar de comensales para degustar este y otros platos típicos de la comarca en un ambiente de fiesta muy popular.

Ficha técnica

  • Tiempo de preparación: alto
  • Dificultad: baja
  • Precio: bajo

Ficha nutricional

  • Aportación de grasas: alta
  • Aportación de proteínas: media
  • Aportación de fibra: alta
  • Aportación de carbohidratos: baja

Ingredientes para 4 personas

  • 1 col de invierno
  • 1 puerro
  • 4 patatas medianas
  • 200 gramos de panceta
  • 200 g de butifarra negra
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Mise en place

  1. Limpiar y cortar el puerro en brunoise.
  2. Pelar y cortar las patatas en panadera.
  3. Pelar y cortar los ajos.
  4. Cortar la panceta y la butifarra negra en tacos.
  5. Limpiar y cortar la col en chiffonade.

Preparación

  1. En una olla grande, sofreír el puerro hasta que esté dorado.
  2. Añadir la patata y la col. Remover un poco y añadir agua hasta cubrir. Rectificar de sal y dejar hervir durante unos 30 minutos y escurrir.
  3. En una satén grande, dorar los ajos con un buen chorro de aceite a fuego lento.
  4. Añadir la panceta troceada y cuando haya cogido color, verter la mezcla de patatas, puerro y col. Remover para evitar que se pegue a la sartén y para conseguir una masa homogénea.
  5. Salpimentar al gusto.

Presentación

  1. Servir en un plato con la ayuda de un molde redondo sin fondo y decorarlo con una tira de bacon frito, dos hojas de cebollino fresco y un par de tostadas por persona como acompañamiento.
Caprice des Dieux

Caprice des Dieux

Láctico bastante insípido, el aspecto de este queso parece más interesante que su sabor. La textura también decepciona; es más bien elástica. Sin embargo, la demanda ha hecho que las pequeñas cajas ovales sigan ocupando los estantes de los supermercados, y sin duda ha representado un peldaño para muchos aspirantes a "connoisseurs"

Ficha técnica

  • País de origen: Francia
  • Región: Champaña-Ardenas
  • Leche: Vaca
  • Tipo: Blando, corteza aterciopelada recubierta de moho
  • Materia Grasa: 60%
  • Maduración: 2 semanas
  • Aspereza: Suave
  • Maridaje: Coteaux Champenois

Elaboración

.
Reblochon

Reblochon

Durante muchos años, este queso fue un secreto bien guardado en la Alta Saboya. A diferencia de su hermano el queso azul, el Reblochon de Savoie es un queso de textura blanda no cocida, cremoso y con pequeños agujeros que se empezó a fabricar en ala zona de Savoia, en los Alpes, desde el siglo XIII. Si bien hasta el año 1704 no hay constancia de dicho queso, gracias a un escrito de un canónigo de la región.Sus peculiares rasgos tienen su origen en una curiosa historia, motivo por la cual, además, recibe dicho nombre. En la época en que empezó a realizarse los granjeros tenían que pagar un impuesto sobre la leche que sus vacas producían a los propietarios de estas, principalmente monjes y nobles.El canon variaba según los litros de leche que diera el animal ese día. Así que para no tener que pagar en exceso los granjeros decidieron ordeñar dos veces al día a sus vacas. Precisamente con esa segunda remesa de leche, que se obtenía por la noche (lait de rebloche), es con la cual se elabora el queso Reblochon.Este queso tiene la DOP Europea.

Elaboración

Los quesos se producen en forma de pequeños discos de corteza lavada y color gris rosado. La pasta es muy suave y muestra una serie de pequeños agujeros. Su aroma es bastante áspero, pero el sabor es suave, afrutado y cremoso, excelente.

Tipos

En la actualidad se pueden encontrar dos clases de este exclusivo queso, qué cuenta con una de las denominaciones de origen más antiguas de Francia. El primero de ellos está elaborado de forma tradicional por los propios granjeros y recibe el nombre de ‘fermier’, con una etiqueta verde, y en segundo lugar se encuentra el ‘frutier o laitier’, hecho en una fábrica especializada y con una etiqueta roja. Suele mezclar leche de las tres razas de vaca de la zona (Abundancia, Tarine y Montbéliarde).

Degustación

Puede servirse como plato de queso, acompañado de apio o rábanos y un fino clarete, o freírse rebozado en pan rallado y servirse con "chutney" casero de fruta.

Ficha técnica

  • País de origen: Francia
  • Región: Alta Saboya (Ródano-Alpes)
  • Leche: Vaca
  • Tipo: Blando, corteza lavada
  • Materia Grasa: 50%
  • Maduración: Entre 7 y 8 semanas
  • Aspereza: Media
  • Denominación de Origen: desde 1976 y 1996 UE
  • Maridaje: Crépy Roussette Gamay de Chautagne
Vacherin Mont-d’Or

Vacherin Mont-d’Or

El tamaño de una pastilla de queso suele rondar los 12 hasta los 32 cm. de diámetro y suele tener unos 5 cm. de altura, el peso de una pieza completa oscila entre el medio kilo y los 3. Durante la maduración a 10ºC está en un anillo de madera de abeto (pre-vaporizada para que sea fácilmente moldeable) y esto influye apreciablemente en su sabor final, se forma una superficie de hongos blanca y esponjosa. Posee un contenido graso del 50%. El olor recuerda a setas, tierra de bosque y olor húmedo a sótano. El sabor es cremoso, recuerda a nueces con miel y tonalidades de caramelo. La consistencia de la pasta es casi-líquida, es por esta razón por la que se sirve en forma de salsa.Para conservar el queso lo mejor es un sótano oscuro y húmedo a 12ºC, si se ha de introducir en la nevera es mejor cubrirlo en papel de aluminio para que no se seque. Se puede congelar para conservarlo durante largos periodos de tiempo. Se suele vender en una caja de madera. Es ideal para los fondue.En el año 1987 murieron en suiza más de 30 personas por un envenenamiento de Listeria (hongo) debido a este escándalo la gente dejó de comprarlo y hubo una parada en la producción, desde entonces el Vacherin Mont-d'Or Suizo se hace con leche sólo pasterizada, sólo en Francia se hace con leche sin tratar pero sometida a muy rigurosos controles de calidad. La popularidad del queso ha crecido cuando se hizo la "invención" del fondue como forma de servir este queso.La variante francesa de este queso se llama “Vacherin du Haut-Doubs”, y procede de Franche-Comté.

Degustación

Para un disfrute óptimo de este queso se quita la tapa superior que forma la pastilla del queso y se unta con una baguette crujiente, otra forma es servirlo como una fondue (Mont-d'Or chaud). Una forma alternativa es:
  • Envolver con papel de aluminio (Papillot) la parte exterior del Vacherin Mont-d'Or.
  • Perforar la parte superior del queso con un tenedor. Insertar uno o dos dientes de ajo (opcional).
  • Verter una cantidad generosa de vino blanco seco sobre la capa superior.
  • Precalentar el horno a 390 grados (200° C) y cocinar durante unos 25 minutos.
  • Servir sobre unas patatas cocidas, o untar sobre pan como en una fondee.
Se suele servir con un vino de la región: "Cotes de Jura". Si se sirve gratinado al horno es preferible un vino tinto.

Ficha técnica

  • País de origen: Suiza
  • Región: Vaud
  • Leche: Vaca
  • Tipo: Blando, enmohecido
  • Materia Grasa: Entre 45% y 50%
  • Maduración: 3 semanas a 2 meses
  • Aspereza: Media
  • Denominación de Origen: desde 2003
  • Maridaje: Côtes de Jura
Brillat Savarin

Brillat Savarin

Este cremoso queso debe su nombre al autor de la frase "una comida sin queso es como una mujer hermosa con un solo ojo". Brillat Savarin, escritor, estadista y buen gourmet abandonó Francia en la época napoleónica y vivió un tiempo en Virginia, EE UU. Pero el queso no es tan antiguo como su nombre. Fue inventado a principios del siglo XX por Henri Androuet, el legendario quesero parisino. Se elabora en pequeños discos altos, de unos 450g. La corteza es fina y blanquecina y su pasta se corta como la mantequilla. El Brillat Savarin tiene un aroma realmente lechoso con ligeras notas agrias, a limón. Su sabor es parecido, pero con una atractiva cremosidad, con sabor a reina de los prados. "Cuanto más joven, mejor" ya que, si madura demasiado, su corteza se oscurece y la pasta adquiere una aceitosidad desagradable. Puede servirse después de carnes asadas, con albaricoques, kiwis o bayas.

Ficha técnica

  • País de origen: Francia
  • Región: Alta Normandía
  • Leche: Vaca
  • Tipo: Blando, triple cremosidad, corteza vellosa
  • Materia Grasa: 78%
  • Maduración: 3 semanas
  • Aspereza: Muy suave
  • Maridaje: Champán o vino espumoso de California o cava catalán
Beaumont

Beaumont

Este queso industrial se fabricó por primera vez en 1881 en Beaumont, cerca de Ginebra, Suiza, con el mismo método del Tamie. Es uno de los primeros quesos industriales a base de leche cruda. De pasta semi-dura, de toque elástico, sin cocer ni prensar, con una corteza amarillo rosada y lavada. El tamaño es de 20 cm. de diámetro, por 4-5 cm. de alto y un peso de 1,5 kg.

Ficha técnica

  • País de origen: Francia
  • Región: Ródano-Alpes
  • Leche: Vaca
  • Tipo: Pasta semi-dura, corteza rosada lavada
  • Materia Grasa: 48%
  • Maduración: Entre 4 y 6 semanas
  • Aspereza: Suave
  • Maridaje: Vin de Savoie o Hautes Côtes de Beaune